Este sitio usa cookies. Al continuar navegando, acepta nuestro uso de cookies. Descubre más aquí

El corcho en ARCO Madrid

Febrero 2019

Este sitio usa cookies. Al continuar navegando, acepta nuestro uso de cookies. Descubre más aquí

Este sitio usa cookies. Al continuar navegando, acepta nuestro uso de cookies. Descubre más aquí

- Corticeira Amorim aportó soluciones de corcho para la Sala VIP.

- El artista español Lázaro Rosa-Violán desarrolló el concepto creativo del espacio en la feria internacional de arte contemporáneo de la capital española.

- Esta colaboración ha permitido valorizar la singularidad estética del corcho y explorar los aspectos naturales de este material.

La Sala VIP de ARCO Madrid ha sido revestida y decorada con corcho, en una materialización del inesperado concepto creativo diseñado por Lázaro Rosa-Violán. En una colaboración que cuenta asimismo con la Revista AD, Corticeira Amorim aportó diversas soluciones técnicas y materiales decorativos de esta materia prima, entre los que se incluyen los suelos Wicanders, tableros y rollos con múltiples visuales de corcho, Cork Fabrics, Cork Wall y asesoramiento técnico.

Esta colaboración ha permitido valorizar la singularidad estética del corcho y explorar las peculiaridades naturales de este material, como la durabilidad y la ligereza, en un espacio tan exclusivo de la feria de arte contemporáneo más atractiva y relevante del mercado español.

La sala VIP —un exclusivo espacio artístico de 1200 m², desarrollado por Lázaro Rosa-Violán Studio— es el lugar privilegiado donde los galeristas, coleccionistas e invitados especiales pueden descansar —apoyados en un mobiliario que también incorpora corcho—, establecer contactos y programar reuniones. El espacio alberga un restaurante operado por Vilaplana, con la dirección gastronómica del chef peruano Rafael Osterling.

Lázaro Rosa-Violán Studio, quien previamente visitó Corticeira Amorim para conocer todo el ciclo de producción del corcho y la amplia cartera de productos y soluciones, explica en declaraciones a la Revista AD: «hasta ahora, [el corcho] solo se ha utilizado de manera tímida y oportuna. En algunos proyectos (...) he incluido pequeños detalles, pero ahora quiero utilizarlo de una manera muy invasiva: suelos, paredes, bombillas, mesas, bancos... incluso en el mostrador de la barra del bar (...). Juego con la materialidad y la luz, a base de transparencias, con corcho en láminas muy finas, que son más sólidas o más transparentes, que contienen microperforaciones y varían la intensidad de la iluminación».

Cristina Amorim, de Corticeira Amorim, destaca: «Lázaro Rosa-Violán ha conseguido realzar el corcho de una manera extraordinaria, mostrando sus características estéticas y valorizándolo como un material natural de excelencia, y nuestros productos y soluciones técnicas, sobre todo con un diseño moderno y atrevido. El resultado ha supuesto un claro equilibrio entre los visuales naturales y el confort que proporciona el corcho en términos de acústica y resistencia frente a los impactos».

En el panorama del arte contemporáneo, Corticeira Amorim ha estado presente en importantes eventos internacionales y ha establecido una estrecha relación con diseñadores, arquitectos y creativos, a través de los cuales ha explorado el infinito potencial del corcho.

Sobre Lázaro Rosa-Violán

Reconocido internacionalmente por los proyectos que desarrolla, el diseñador español conoce bien el corcho como materia prima, así como sus características únicas y distintivas. Recientemente, ha aplicado el corcho en el buque insignia de una conocida marca española de ropa internacional en Lisboa. El decorador de interiores ha sido el responsable del proyecto arquitectónico de la renovación del palacete histórico del s. XIX de tres plantas, que albergó la concept store, y es también el autor del espacio JNcQUOI, la tienda-concepto restaurante, también ubicada en la capital portuguesa.

Se define como «pintor, viajero y creador de atmósferas». Lázaro Rosa-Violán se distingue por una filosofía siempre basada en el diseño accesible. Considera que «la experiencia debe ser mayor que el espacio, para que todos puedan participar». Es pintor desde los ocho años, arquitecto desde los veinte y diseñador por naturaleza. Lázaro abrió su estudio en Barcelona en 2002 y creó un nuevo estilo, construyendo «un puente sobre un fondo de pintura hacia un nuevo reino del diseño». Sus puntos fuertes son el uso de la estructura, de la forma, y un agudo sentido del concepto de espacio, lo que le permite superar las expectativas más creativas de sus clientes. Más que espacios, Lázaro asume que crea atmósferas.

Este sitio usa cookies. Al continuar navegando, acepta nuestro uso de cookies. Descubre más aquí

Este campo e obrigatorio
Pesquisa